Prueba Renault Mégane 2014, nueva imagen y versiones

El Renault Mégane se pone al día con una actualización importante que afecta sobre todo al diseño exterior y la composición de la gama que se simplifica, con menos versiones y motores más eficientes. En plena crisis, Renault España quiere recalcar que el Renault Mégane se produce en España, en la factoría de Palencia, y en exclusiva para todo el mundo, con lo que su éxito se traduce en trabajo y prosperidad para nuestro país, por ello nos llevó hasta allí para conocer cómo es el nuevo modelo de 2014 que ya está disponible en los concesionarios.

Cambios en el exterior

El nuevo Renault Mégane recibe la nueva identidad de la marca en el frontal con la líneas maestras que ya tienen los nuevos modelos de la marca como el Captur, Clio y ZOE. El rombo de Renault se hace más grande sobre fondo negro para hacerle resaltar y está colocado en una banda estirada que llega hasta los faros. Todo el frontal del Renault Mégane ha sido completamente rediseñado, con nuevo  paragolpes, rejillas, faros elípticos y nuevas luces diurnas de LED. También se ha renovado el diseño de todas las llantas de aleación y tapacubos. Sin embargo, la trasera no ha recibido modificaciones, ni siquiera en el estilo de los pilotos traseros.

Motorizaciones más eficientes

Para conseguir mejores datos de consumo y emisiones Renault ha cambiado alguans versiones y motores por nuevos más eficientes. En primer lugar, el escalón de entrada recibe el nuevo e interesante 1.2 Tce de 115 CV, un pequeño motor turbo, con sistema Stop&Start y recuperación de energía, que sustituye al anterior 1.6 de 100 CV. Tiene mucho más empuje en medios y por bajas emisiones está exento de impuesto de matriculación y permite acceder a la  gama por 18.350 euros (sin contar descuentos). La caja de doble embrague robotizado EDC que antes estaba disponible sólo en diésel, se monta ahora en opción con el motor 1.2 TCe de 130 CV. Este último motor, que ofrece una aceleración 0 a 100 km/h de 9,7 segundos con cambio manual, es ahora la versión más potente de gasolina, exceptuando al deportivo Renault Mégane RS, que se mantiene con el 2.0 Turbo de 265 CV. De este último modelo, hay que mencionar que a diferencia de otros deportivos producidos directamente por Renault Sport, se produce completamente en Palencia, y sólo vienen de fuera los asientos Recaro.

El conocido motor 1.5 dCi, que gana el apellido “Energy”, 5 CV de potencia hasta los 110 CV y sobre todo 40 Nm, lo que permite montar la caja manual de 6 velocidades y reducir el consumo homologado a 4,1 l/100 km. Si buscas un coche para hacer muchos kilómetros al año a ritmos normales, es la mejor opción. Se mantienen otras dos versiones de este motor con 95 CV y con 110 CV sin Start&Stop, pero con opción de cambio EDC, para ofrecer más posibilidades los clientes que busquen el mejor precio o el cambio automático. Por encima queda el ya conocido 1.6 dCi de 130 CV que ofrece mayor poder de aceleración.

Nueva composición de gama

Para adaptarse a los tiempos y simplificar la compra, se reducen de cinco a tres los niveles de acabado, buscando ofrecer más equipamiento de serie. Para las carrocerías berlina de cinco puertas y familiar Sport Tourer, el acabado Life es ahora el escalón de entrada disponible sólo con el motor más sencillo de gasolina (115 CV) y diésel (95 CV), y sin muchas expectativas de ventas. Por su parte el Mégane Coupe, en vez de la versión Life de entrada tiene otra llamada Intens, ligeramente mejor equipada con ordenador de a bordo y regulador de velocidad.

El cliente particular centrará su compra en los acabados GT Style y Bose en cualquiera de las tres carrocerías. El primero, trae llantas de 16 pulgadas, detalles de adorno en el exterior que mejoran el aspecto, climatizador dual, sensores de lluvia, aparcamiento y luces, y los retrovisores abatibles entre otras cosas. El acabado Bose cuesta 1.200 euros más y destaca por ofrecer de serie un equipo de audio Bose con un montón de altavoces, audio-streaming con Bluetooth y la pantalla táctil con navegador TomTom. Además añade las llantas de 17 pulgadas y los cristales tintados junto algún detalle más. Para el mercado de flotas y empresas se ofrece un acabado alternativo llamado Business.

El Mégane RS se produce completamente en Palencia, aunque el motor viene de Francia y los asientos Recaro de Alemania.

¿Cuál elegir?

Tras dar un repaso a las listas de precios, de equipamiento y tras ver los coches en directo. Veo tres opciones destacadas en la nueva gama. Para el cliente que busque precio ante todo el nuevo Mégane Life con motor 1.2 TCe 115 CV sale, con los descuentos, por 15.350 euros, aunque con ese dinero en un Clio Sport Tourer accedes a un coche mejor equipado. La versión más aconsejable desde el punto de vista práctico pero con suficiente atractivo sería el Mégane GT Style dCi 110 CV Energy, con Start&Stop, seis velocidades, paquete multimedia R-Link, navegador y pintura metalizada, que costaría 21.157,85 euros tras los descuentos con carrocería de cinco puertas, 21.807,85 en carrocería Coupé y 23.057,85 en carrocería familiar.

Para quien no haga muchos kilómetros al año veo mejor la versión de gasolina 1.2 TCi de 130 CV, ya que, aunque se ahorre sólo 300 euros frente al diésel de 110 CV que comentaba, tendrá un coche más vivo y potente, pero con un consumo perfectamente asumible pudiendo hacer cruceros en autopista por debajo de 7 litros (anuncia 5,4 l/100 km de media). Sólo para quien viaje mucho y haga muchos kilómetros al año recomendaría el diésel más potente dCi 130 CV, el cual sólo está disponible con el acabado más alto Bose y con un precio de 22.100 euros con descuentos, al que habrá que sumar la pintura metalizada o cualquiera de los paquetes de opciones, dejando el precio demasiado cerca de otros compactos de última generación como el Seat Léon o el Peugeot 308.

Pocos cambios en el interior. El sistema Multimedia R-Link mejora la sensación de calidad.

La experiencia al volante

El nuevo frontal permite ver al Mégane con aire rejuvenecido cuando te acercas al él. Al entrar y comprobar el interior, ves que el salpicadero sigue esa manera francesa de hacer los coches con mucho diseño y con una calidad correcta. Destacaría el tacto del volante y el tener los mandos agrupados por partes (climatizador, radio, sistema multimedia…). Para que parezca un coche moderno hay que contar con el sistema multimedia R-Link (opcional en el GT-Style y de serie en Bose) que trae la pantalla a color grande y los mandos detrás de la palanca en el cambio. Nada ha cambiado en los asientos y el maletero por lo que la habitabilidad y la comodidad siguen igual y en la media del sector.

 

Fotos Prueba Renault Mégane 2014, nueva imagen y versiones

Comentarios Prueba Renault Mégane 2014, nueva imagen y versiones

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"