¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault

En el norte de Francia, Renault cuenta con unas instalaciones totalmente aisladas de los curiosos en donde se realizan test a todos sus lanzamientos.

Aubevoye Renault

Los grandes fabricantes de automóviles cuentan con instalaciones, por lo general con extensiones muy amplías, en donde desarrollan sus productos en la total confidencialidad. En el caso de Renault, y todas las marcas pertenecientes al grupo como Dacia, Alpine o Autovaz, este enclave se llama Aubevoye y en Auto10 fuimos invitados junto a un grupo reducido de periodistas para realizar un pequeño tour por este lugar tan privado para la marca.

Situado a hora y media de París en dirección noroeste, nos trasladamos en una amplia Renault Trafic mientras voy repasando los datos de las instalaciones de Aubevoye. Hablamos de una superficie de 620 hectáreas rodeadas por muros y por un bosque que ocupa en particular otras 272 hectáreas. En su interior hay 75.000 metros de superficies cubiertas para distintos fines, 44 bancos de pruebas, 2 túneles climáticos o 18 recintos de corrosión, por poner algunos ejemplos.

Aubevoye Renault

No me olvido tampoco de las pistas de pruebas construidas allí. En concreto son 60 kilómetros de carreteras, en las cuales se han simulado hasta 33 zonas fuera de lo común como podrían ser un anillo de velocidad, un centro urbano, una media montaña o fuertes pendientes. Aquí se han ajustado los modelos de Renault desde 1982 (se celebra ahora el 40 aniversario de su construcción) hasta el Renault Austral, la última novedad lanzada.

Justo cuanto termino llegamos a la entrada de Aubevoye. Por supuesto, hay un control de seguridad en la puerta en donde tras firmar unos papeles con mis datos me piden el móvil para colocarle un plástico que evite realizar fotos o vídeos. Es algo normal, ya se sabe que los periodistas somos muy curiosos.

Aubevoye Renault

Una vez dentro encuentro unas instalaciones que se parecen mucho a una gran fábrica de cualquier fabricante, con muchos coches aparcados en sus alrededores. Esos vehículos, en su mayoría, son de pruebas luciendo piezas de más o incluso todavía conservando los camuflajes con los que salen al exterior. Veo varios Renault Kangoo, el Renault Austral recién presentado e incluso algún modelo de la Alianza como un Nissan X-Trail.

Durante este camino en el que nos dirigimos a las instalaciones destinadas a la acústica y vibración lo hacemos a bordo de un Renault Mégane E-TECH eléctrico. Stéphane Barrelet, jefe de este departamento, nos va mostrando cómo cambia el sonido del coche gracias a los tres modos disponibles. Ese es el comienzo de las operaciones que están realizando los ingenieros franceses, pero la apuesta por la electrificación (confirmada en el plan Renaulution), empuja a buscar más soluciones para estas variantes silenciosas.

Aubevoye Renault

Para comprobar in-situ el trabajo que se está realizando en Aubevoye, cambiamos el nuevo compacto por un Renault ZOE de pruebas. Le coloco este calificativo porque el ingeniero que conduce lleva en las piernas una tablet de gran tamaño con la que puede cambiar los sonidos del eléctrico. Tras enseñarnos unos primeros sonidos parecidos a los escuchados en el Renault Mégane E-TECH eléctrico, llama nuestra atención para que estemos atentos. Aprieta la pantalla y de repente empieza a sonar la “Marcha Imperial” de la saga de Star Wars. Menudo subidón y qué sorpresa. Toca después tonos de relax, que a algunos no les vendían nada mal en pleno atasco. Y como colofón final, por si la banda tan famosa del cine nos había parecido poco, nos muestra el último trabajo. Activa la función y empieza a sonar la música. Hasta aquí parece todo normal, pero entonces pisa el acelerador y el coche empieza a emitir un sonido que acompaña la melodía principal. Con esto ibas a sorprender a más de un amigo.

El resultado de este pequeño experimento es mostrarnos que todavía queda mucha experimentación dentro del coche eléctrico y sus sonidos, dándole una personalidad propia de marca como puede marcarla el diseño o su comportamiento. Antes de bajarme del Renault ZOE no puedo evitar preguntar ¿y no habéis diseñado una melodía que suene como un motor de combustión? La respuesta es que por ahora los clientes de los eléctricos buscan algo diferente, pero que no se descarta contar con ello más adelante si hubiera una demanda clara.

Aubevoye Renault

Los secretos de la cámara semiaecoica

Estos sonidos que experimentamos en las pistas interiores de Aubevoye son probados en una fase inicial dentro de una cámara reverberante. Gracias a su construcción, se consigue un gran aislamiento del exterior para que los técnicos puedan ajustar al máximo los sonidos en baja, media y alta frecuencia. Incluso, nos comparan con gráficos cómo ha evolucionado el ruido de un Renault ZOE comparado con el Renault Mégane E-TECH eléctrico, en el que se ha conseguido una bajada de 3 decibelios.

Nuestro viaje continúa ahora hacia la cámara semiacoica. Con este nombre tan particular encontramos una sala que está rodeada en sus paredes por triángulos de metal que dispersan el sonido. No solo eso, las paredes tienen un mayor grosor e incluso el suelo es completamente diferente al del resto de las instalaciones. Allí, gracias a la incorporación de numerosos micrófonos, se simulan diferentes situaciones para comprobar el buen aislamiento de todos los componentes. En el caso de prototipos, también sirve para cambiar ciertas piezas entre las que se está dudando de su funcionamiento. Y desde la sala de control exterior nos confiesan que también se analizan allí modelos de la competencia.

El gran tesoro de Renault: las jaulas de Faraday

La tecnología a bordo de los coches actuales está creciendo enormemente año tras año, como demuestra la gran dotación tecnológica que equipan, el aumento de la digitalización en los salpicaderos o la cantidad de acciones que son capaces de hacer por sí solos para proteger nuestra seguridad a bordo.

Aubevoye Renault

Pero, ¿qué pasaría si cualquiera de estos mecanismos fuera interferido por las frecuencias de la radio, del Wi-Fi, de la televisión o cualquier campo electromagnético? Pues eso es justo en lo que trabajan los empleados de Renault en las tres jaulas de Faraday, que fueron incorporadas al recinto en el año 2006.

En la primera de ellas, conocida como cámara de la inmunidad, se lanzan sobre el coche con grandes antenas todos estos campos magnéticos. Para ello en una gran sala aislada se coloca el vehículo a estudiar sobre unos rodillos (para simular que está circulando) y se le barre con las diferentes frecuencias antes mencionadas. En ese momento no hay ningún humano dentro ya que los niveles son bastante altos para superar cualquier normativa, siendo sustituido por un complejo aparato que llaman “robot” capaz de apretar botones o activar el control de crucero.

Aubevoye Renault

De ahí pasamos a la sala del mutismo, que sorprende por estar recubierta (paredes laterales y techo) de triángulos que no permiten que se reflejen las ondas y que aparentemente parecen lapiceros al ser azules con la punta negra. Aquí el objetivo es estudiar que las diferentes frecuencias que emite el coche no se “molesten” entre ellas, para su correcto funcionamiento.

El gran tesoro de estas instalaciones de Aubevoye de Renault es la conocida como cámara de radiofrecuencia. Su tamaño impresiona pues hablamos de 18 metros de largo, por otros 16 de ancho y 11 de alto. Allí hay hasta 3.000 conos absorbentes (los que yo antes calificaba como lápices) por sus seis paredes. El coche a prueba se introduce dentro de una plataforma móvil y para llegar hasta él hay que pasear por pasarela de espuma que se mueve un poquito. Por encima hay un gran arco equipado con antenas de diferentes tamaños con las que se comprueba que la recepción de radio será óptima.

Aubevoye Renault

Sin duda, fue un gran colofón a la visita, pues en Renault presumen que son pioneros en unas instalaciones de este tipo por su naturaleza y tamaño. Antes de salir nos encontramos con varios vehículos tapados meticulosamente con fundas. ¿Quizás estará debajo el próximo Renault 5 eléctrico? Por no cabrear al guarda de seguridad mejor no probé a moverla.

Fotos ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault

  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault
  • ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault

Comentarios ¿Cómo es Aubevoye? Entramos en el centro secreto de pruebas de Renault

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.