Citroën Mehari o el caracol de plástico: icono, historia y diseño

El icónico Citroën Mehari nació para llamar la atención y convertirse en uno de los coches más versátiles de la historia de la marca.

Citroën Mehari

En 1947 se creó la SEAB (Société d'études et d'applications des brevets), fundada por Roland de la Poype, quienes trabajaban con los materiales más avanzados de su tiempo como plásticos y resinas coloreados en la masa, factor que fue imprescindible para la confección del Citroën Mehari.

Del caos nació la inspiración

Citroën Mehari

La creación del Mehari fue resultado de un accidente que sufrió una de las furgonetas de la flota de vehículos de SEAB. La carrocería quedó seriamente dañada, al contrario que la mecánica, y de la Poype decidió aprovechar esa base para idear un nuevo coche orientado a vehículos comerciales. Un signo de distinción eran sus materiales: carrocería de plástico para conseguir un vehículo robusto, capaz de soportar grandes pesos. Además, ofrecía la posibilidad de ser una pick-up o una pequeña camioneta, según los gustos y necesidades gracias sus elementos convertibles.

El diseñador Jean-Louis Barrault también participó en el proyecto de crear un coche distinto, nuevo y sofisticado, gracias a su experiencia en la realización del último producto de éxito de la SEAB para la firma L’Oréal.

Citroën Mehari

El material que se utilizó fue el ABS, un plástico con una alta resistencia a los impactos y a las condiciones meteorológicas, lo que hacía que no quebrase. También se podía colorear en la masa, lo que dio como resultado un pequeño todoterreno de chasis bicilíndrico, derivado del AZU. En 1967 se presentó el modelo en el sótano de la fábrica de Quai de Javel, en el centro de París. Al encuentro asistieron Pierre Bercot, director general de la marca, así como Barrault y el propio De la Poype.

Las posibilidades que ofrecía el Mehari eran muy dispares, por eso resultó un coche sumamente atractivo, podía ser un vehículo de trabajo o simplemente para el ocio y la diversión. Era ligero y resistente, podía atravesar firmes irregulares sin contratiempos.

Citroën Mehari: muchos colores

Citroën Mehari

El color inicial de este coche fue el ocre, igual que los vehículos del servicio de mantenimiento de carreteras francés. Sin embargo, más adelante, sacaron una veintena de unidades en diferentes colores llamativos como amarillo, azul, rojo o verde, los cuales utilizaron para el día de la presentación oficial. Las primeras versiones tenían dos y cuatro plazas, con la posibilidad de convertirse en una pick-up en apenas unos segundos, ya que eran asientos plegables.

Su público fue muy amplio, en proporción a las posibilidades que ofrecía. Podía verse en el centro de París, en la playa o en el campo, todos los escenarios le quedaban bien. Era denominado como el “caracol de plástico” gracias a su estructura ligera y de materiales innovadores, teniendo como referencia el 2CV o “caracol de latón”.

Se produjeron unas 150.000 unidades durante casi 20 años, 12.400 de ellas en Vigo (Galicia). Las versiones 4x4 se utilizaron en el ejército francés y como “ambulancia rápida” en el París-Dakar de 1980. No cabe duda de que el Méhari fue un automóvil con unas prestaciones excepcionales, capaz de aguantar todo lo que se le pusiera por delante, además de contar con un diseño excepcional.

Fotos Citroën Mehari o el caracol de plástico: icono, historia y diseño

Comentarios Citroën Mehari o el caracol de plástico: icono, historia y diseño

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"