Nuevo Mini Cooper S Clubman, prueba y opinión

Probamos el Mini menos "mini" de todos. Con 4,23 metros de largo y un maletero de 360 litros, el Mini Clubman es todo un compacto y con el motor Cooper S de 192 CV, además un deportivo.

 

Mini Cooper S Clubman El nuevo Mini Clubman ha cambiado un poco desde la anterior generación. Se ha convertido en un coche más amplio y sensato. Lo probamos con el motor más deportivo Cooper S de gasolina con 192 CV. Con un tamaño de compacto, potencia de deportivo y acabado exclusivo, se convierte un deseable GTI con estilo propio.

 

Mini Cooper S Clubman

1. Concepto Clubman

El concepto del Mini Clubman moderno fue un ejercicio de diseño atrevido de 2007 sobre la segunda generación del Mini de BMW, que recordaba a los Austin Mini Countryman de los años 60, alargados en el espacio de carga y con doble puerta trasera en el maletero. El éxito de la primera generación del Mini Clubman ha animado a crear una segunda generación, pero esta vez teniendo en cuenta los comentarios de los dueños, que pedían más espacio detrás, mejor acceso y más maletero. El resultado, un coche más grande, de cuatro puertas laterales convencionales, con la practicidad y los compromisos venciendo sobre la carga de diseño, pero reteniendo las dos puertas en el maletero. Es el único vehículo no comercial del mercado con 6 puertas.

Mini Cooper S Clubman

2. Más tamaño y más espacio

El nuevo Mini Clubman ha crecido mucho, de hecho está creado a partir de una plataforma distinta a la del Mini normal –compartida con el BMW Serie 2 Active Tourer o el próximo BMW serie 1-. Sus 4,23 metros le hacen 27 cm más largo que el Mini 5 puertas y 29 cm más que el anterior Clubman. También es más ancho que ambos. Con ello, el espacio para los ocupantes traseros ha mejorado mucho, pudiendo viajar dos adultos atrás sin agobios y su acceso a través de puertas convencionales es más fácil que en la configuración anterior. Las puertas laterales traseras son más grandes que las del Mini 5 puertas también, lo que le hace ser el mejor Mini para subir y colocar a niños en sus sillitas infantiles. A cambio, el diseño ya no es tan personal y estira ligeramente demasiado el concepto inicial de Mini, de coche de diseño “pequeño”.

Mini Cooper S Clubman

3. Maletero del Mini Clubman

El maletero mantiene las dos puertas de apertura horizontal, las cuales son el único elemento realmente diferenciador que queda en el coche. Para abrir basta con apretar la maneta para que la puerta se abra sola empujada por el amortiguador hidráulico. Primero la derecha y luego la izquierda. Hace falta un metro de espacio por detrás para poder abrir las puertas por completo.

 

Mini Cooper S Clubman Una vez abiertas a 90º, se libera un espacio de acceso bueno. La inclinación de las lunetas traseras permite que en esta segunda generación no moleste tanto el borde del techo para cargar. Sé de lo que hablo, porque tuve un Mini Clubman de la primera generación. No esperéis un enorme maletero, esto es un Mini. Pero es más que aceptable con 360 litros homologados, lo que le pone en la media entre los coches compactos tipo VW Golf 5 puertas a los que el Mini Clubman quiere quitar ventas. Los asientos traseros se abaten en hasta tres partes (40/20/40). Hay pequeños huecos para objetos en los laterales y uno grande bajo el piso, de hecho, la bandeja que hace de piso se puede plegar para ganar toda la profundidad del maletero en un solo espacio.

 

Mini Cooper S Clubman

4. Motores del Mini Clubman

El Mini Clubman recibe toda la gama de motores estándar de la marca, tres gasolina y tres diésel. El Mini One Clubman cuenta con los motores de acceso, que en gasolina es un tricilíndrico 1.5 Turbo de 102 CV y 180 Nm que anuncia 5,1 l/100 km. El par se entrega completo desde sólo 1.200 rpm para mover este coche de casi 1,4 toneladas, pero las prestaciones no son muy brillantes. El diésel One D dispone de un tricilíndrico 1.5 turbodiésel de 116 CV y 270 Nm que sí consigue mover al Clubman con algo de brío y anuncia 3,8 l/100 km.

 

Mini Cooper S Clubman En el segundo escalón, el Mini Cooper Clubman presenta el mismo motor de gasolina 1.5 Turbo, pero con 136 CV y 220 Nm, pesando lo mismo, pero con más par y potencia en todo momento, anuncia también 5,1 l/100 km. El diésel Mini Cooper D Clubman sube al motor 2.0 de BMW con 150 CV y 330 Nm, motor muy bien compensado por prestaciones y consumos para este coche, anunciando 4,1 l/100 km. Por encima quedan los Mini Cooper S Clubman y Cooper SD Clubman, que con motores de 2.0 litros en ambos casos ofrecen altas prestaciones con 192 CV y 280 Nm para el gasolina y 190 y 400 Nm par el diésel. Los consumos son de 6,2 y 4,5 l/100 km, respectivamente. En las seis variantes se puede incluir un cambio automático en opción, siendo este de 8 marchas para los motores de cuatro cilindros. También puede llevar tracción total en las versiones tope Cooper S y Cooper SD.

 

Mini Cooper S Clubman

5. Probamos el Mini Clubman Cooper S

Nosotros hemos probado el Mini Cooper S Clubman con cambio manual. Es justo la variante que yo tuve de la anterior generación. Ahora con un motor más grande de 2 litros y con más par, este coche ya no se siente como un pequeño GTI, sino como un deportivo poderoso. No soy muy amigo de los modos de conducción. El Cooper S tiene disponible el Mini Driving Modes que hemos probado. El modo ecológico lo entiendo perfectamente para cuando uno quiere ir “tranqui” y gastar lo mínimo. El tema es que en modo normal no parece tan potente como debería, se busca mucho el ahorro de combustible. Si te compras un compacto de gasolina de 190 CV es que de vez en cuando buscarás grandes aceleraciones. El modo deportivo te entrega toda la potencia de forma más inmediata, tal vez demasiado en primera y segunda arrancando rápido desde parado. También te endurece la dirección y hace al cambio más deportivo si eliges automático. De todas formas, creo que sin el Mini Driving Modes podrás dosificar mejor la potencia en conducción deportiva y ahorrando 300 euros.

 

Mini Cooper S Clubman El aumento de tamaño se nota al volante en cómo pisa la carretera, sin el nerviosismo y agilidad del anterior, pero es muy capaz en curvas y tracciona mucho mejor al acelerar.

 

 

Mini Cooper S Clubman La mejora de calidad de rodadura que probamos en el actual Mini Cooper, se había perdido en esta unidad de pruebas por llevar las llantas de 18 pulgadas con neumáticos de perfil muy bajo 225/40 y de tecnología run-flat. En los baches me recordaba mucho a mi viejo Clubman. Con llanta de serie de 17 pulgadas se monta la medida 225/45 sin run-flat, que es suficientemente deportivo para el modelo y mucho más confortable. Es una pena que no se ofrezca una suspensión deportiva que reduzca la altura de la carrocería. A mi entender, o el Clubman va muy alto o los pasos de rueda son enormes, además se conseguiría un comportamiento deportivo más equilibrado con las llantas de 17 pulgadas.

 

 

Mini Cooper S Clubman En los consumos se nota mucho el modo usado y el estilo de conducción. Siendo comedidos con las aceleraciones se consiguen datos destacables de media. Me pareció muy bueno que tras conducir más tiempo de forma dinámica consiguiera medias por debajo de 10 litros. En conducción decididamente deportiva no es difícil hacer 100 km gastando 20 litros.

 

Mini Cooper S Clubman

6. Interior con mucho diseño

El interior es más ancho que en el Mini estándar, pero el diseño es prácticamente el mismo, lleno de círculos por todos lados. Destaca el diseño del salpicadero con la pantalla dentro del círculo central y un panel de mandos bajo el mismo nuevo y más grande que en el resto de Mini. También es diferente la consola central entre los asientos delanteros, algo que el resto de Mini no tiene. El velocímetro domina tras el volante, con el cuentarrevoluciones algo escondido a la izquierda y difícil de interpretar. La útil pantalla del velocímetro es de serie y multinformación.

 

Mini Cooper S Clubman Los asientos delanteros de serie son los mismos que el Mini normal aunque ligeramente más separados entre sí. Los asientos traseros son los más grandes de toda la gama Mini, incluido el Mini Countryman. Tanto a lo ancho, como en el espacio para las rodillas hay habitabilidad cómoda para cuatro adultos. La plaza central trasera es utilizable para trayectos cortos y el espacio para la cabeza es correcto. Está en línea con los típicos coches compactos del segmento C.

 

Mini Cooper S Clubman

7. Sistemas multimedia y conectividad

La gama Mini Clubman comienza con un sistema de Audio con pantalla pequeña con Bluetooth del acabado Salt, si quieres más tienes que subir al acabado Pepper. Pero según subes de motorización se incluyen más dispositivos en el acabado sencillo Salt, y en el Mini Cooper S Clubman ya cuenta con la pantalla de color grande con la radio Visual Boost. El sistema de navegación cuesta 848 euros. Otra opción es el paquete Wired por 1.500 €, que incluye navegador Professional, conexión de Bluetooth ampliada y el sistema Mini Connected XL.

Mini Cooper S Clubman

8. Precios exclusivos

Como todo el mundo sabe, los Mini son coches pequeños pero un poco exclusivos. Tienen precios altos comparados con coches de su tamaño y potencia, pero ofrecen a cambio una calidad superior, un funcionamiento exquisito y un diseño que te desmarca. Pagas más por tener una experiencia especial y diferente. En la gama Clubman los precios comienzan en 23.800 euros con el motor de gasolina de 102 CV. El modelo que parece muy atractivo, el Cooper D Clubman de 150 CV, sale ya por 28.400 euros, está en línea con otro compacto premium como el Audi A3 Sportback 2.0 TDI y es menos que Mercedes A 200 d. En el caso del Cooper S Clubman que hemos probado el precio es de 29.900 euros. El problema es que uno de los atractivos de Mini es el poder hacer el coche muy personal con multitud de opciones de color exterior, llantas, equipamiento interior y tecnologías. Nuestra unidad pasaba de los 37.000 euros con todo lo que llevaba.

Mini Cooper S Clubman

9. Qué Mini Clubman elegir

Siendo el nuevo Mini Clubman un tipo de Mini menos individualista que el anterior y totalmente enfocado a quien necesita espacio para pasajeros y maletero, es decir, más práctico, vemos en las versiones sensatas más atractivo. Los diésel parecen los reyes. El One D de 116 CV es una propuesta más agradable que el One de gasolina que se queda muy corto. El Cooper D, con el impresionante motor BMW de 150 CV es el más atractivo, por sus prestaciones y consumos, aunque no por su sonoridad. El Cooper de gasolina de 136 CV es más agradable de lo que parece a pesar de ser tricilíndrico y puede mover al Clubman muy rápido, pero gasta mucho más de lo que anuncia cuando se le piden prestaciones de forma habitual.

 

Mini Cooper S Clubman Los más potentes parecen los más divertidos y deseables, pero el Cooper SD de 190 CV no es realmente necesario porque el de 150 CV va ya muy rápido costando y gastando menos. Nuestro consejo sería ahorrar en potencia y elegir el cambio automático de 8 velocidades a cambio. Por su parte, el Cooper S que hemos probado, es muy deportivo cuando se le exige y puede convencer a los más aficionados, pero a nosotros no nos ha convencido del todo. Por precios similares puedes conseguir un Golf GTI más potente, o -olvidando los prejuicios de marcas- un Seat León Cupra 290, mucho más deportivo e igual de práctico.

 

Mini Cooper S Clubman

10. ¿Tiene rivales el Mini Clubman?

Por dimensiones, mecánicas, tecnologías y precio, el nuevo Mini Clubman se mete en el sector de los compactos premium y sus rivales deberían ser el Mercedes Clase A o el Audi A3. Sin embargo, por diseño e imagen de marca, el público objetivo de este coche busca diferenciarse con una imagen poderosa y entre las alternativas estarían los SUV compactos Premium que dan practicidad con buenas dosis de imagen llamativa. El Mini Clubman también puede ser una propuesta más divertida como coche de empresa que el típico sedán de tamaño medio.

Comentarios Nuevo Mini Cooper S Clubman, prueba y opinión

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"