Grosjean, su accidente y los avances en seguridad en el automóvil

Muchos de los aportes a la seguridad de la Formula 1 se encuentran ahora en los coches de producción. Interesantes avances que hoy han salvado la vida de Romain Grosjean, pero que en el futuro evitará miles de fallecimientos.

F1 coches producción

El accidente de Romain Grosjean nos sobrecogió a todos, pero que sobreviviera a un impacto a 212 km/h y una fuerza de 53G no es fruto solo de la casualidad. Desde tiempos inmemoriales, los avanzados monoplazas de la Formula 1 incluyen lo último en seguridad para evitar los fatales accidentes de antaño. Avances que poco a poco se van introduciendo en los coches de producción.

El halo, principal protagonista del accidente por permitir que Grosjean no sufriera un impacto en su cabeza, no estará jamás en coches de producción por las características de estos. Pero la jaula de seguridad, que se introdujo en los años 70 en la Formula 1, sí que es algo que está presente en cualquier vehículo convencional.

Este elemento protege a los miembros del habitáculo de un impacto, permitiendo que todo lo de alrededor se rompa y absorba el impacto. Aunque esta no la puedas ver, ya que está oculta en las molduras del coche, ahí está para evitar heridas y fallecimientos. Esto en Formula 1 es clave: el cockpit de Grosjean se mantuvo impasible pese al grave accidente.

 

Otro elemento que se introdujo en la Formula 1 y que ahora está presente en casi todos los coches de calle son los frenos de disco. Sucedió en 1955 y permitió que los pilotos lograran una frenada más precisa. Un avance que ha permitido salvar miles de vidas.

Lo mismo sucede con el cinturón de seguridad. Los pilotos comenzaron a usarlo para no salir despedidos debido a las fuerzas G del vehículo y desde 1972, fue obligatorio su uso en Formula 1. Unos pioneros en cuanto a la imposición de esta medida de seguridad: en España, esta medida se introdujo en 1975 y no fue hasta 1992 cuando los pasajeros que viajaban detrás tenían que hacer uso obligatorio del cinturón. Y al igual que a Grosjean (y muchos otros pilotos), este elemento ha salvado la vida de muchas personas.

F1 coches producción

El cinturón fue cuestionado durante años. “Si necesitas medidas de este tipo, es que el coche no es fiable”, se decía en la década de los cincuenta. Esto es algo que también ha sucedido con el halo y el casco. Ahora mismo, la Formula 1 es inimaginable sin estos dos elementos gracias a su gran aporte a la seguridad. Pero por fundamentales que sean hoy, en su día se cuestionó su uso: al halo se antepusieron numerosos pilotos y al casco, tres cuartos de lo mismo. “Al que usaba casco le decíamos maricón”, decía Fangio, cinco veces campeón del mundo. Como hemos cambiado, ¿verdad?

A todo esto hay que añadir el recubrimiento del tanque de gasolina para evitar impactos que ocasionen incendios, la frenada regenerativa para los coches electrificados, el cambio secuencial,… los avances que la Formula 1 ha aportado a la producción en serie son innumerables. Y aunque jamás conduciremos con ropa ignífuga, casco o cinturones con seis puntos de anclaje, la aportación de la competición a nuestra vida cotidiana es enorme. Y accidentes como el de Grosjean no hacen más que poner esto en relieve.

Fotos Grosjean, su accidente y los avances en seguridad en el automóvil

Comentarios Grosjean, su accidente y los avances en seguridad en el automóvil

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"