Viajar en coche en Semana Santa

Llega Semana Santa y con ella, las primeras vacaciones del año. También muchas dudas sobre la preparación del coche, las paradas a realizar, cómo debemos viajar.

Ford S-MAX

Seguro que muchos estabais esperando con impaciencia las vacaciones de Semana Santa. Pero antes de salir hay que preparar tanto el coche como a nosotros mismos para no tener percances, y sobre todo trazar bien los itinerarios para no encontrar atascos ni perdernos. 

Puntos a revisar del coche

  1. Neumáticos: son los “zapatos” del coche y el contacto de éste con la carretera. Son uno de los elementos más importantes para la seguridad activa de nuestro coche por su repercusión en la frenada, suspensión y confort. Deberemos comprobar la presión en frío teniendo en cuenta la carga del vehículo (consulta el manual de tu coche para saber la adecuada) y el estado general, comprobando que la profundidad del dibujo no puede ser inferior a 1,6 milímetros sin olvidarnos de la rueda de repuesto.
  2. Frenos: hay que revisar el líquido de frenos: que tenga el nivel adecuado y que no haya ningún tipo de fugas. En general es mejor encargar a un taller todas las reparaciones referidas al sistema de frenos. El desgate de los componentes puede notarse cuando el coche modifica su trayectoria al frenar, cuando el recorrido del pedal es excesivo, chirrían o vibra el volante al pisar el pedal.
  3. Limpiaparabrisas: cuando los limpias realizan trazos irregulares sobre el cristal y disminuye la visibilidad, muchas veces es debido a que están sucios. Basta con pasar un trapo. Si el efecto persiste, habrá que cambiarlas. Las gomas también deben revisarse. El depósito del limpiaparabrisas debe estar lleno.
  4. Aceite: para medir el nivel de aceite el coche tiene que estar en una superficie plana. Pon el motor durante unos cinco minutos. Una vez parado, hay que sacar la varilla, limpiarla e introducirla en el cárter. Estará correcto si se encuentra las marcas del máximo y mínimo.
Neumático

Conductor en plena forma

Manos en el volante y posición de conducción

Si nos fijamos en el volante como si fuera un reloj, éstas deben agarrarlo entre las diez y diez o las nueve menos cuarto. No debes olvidar que deben sujetarlo siempre y no dejar una apoyada en la palanca de cambios. Otra cosa importante: no metas las manos por el interior del volante.

Nada más sentarnos debemos regular la distancia de la banqueta y situarla de tal manera que nos permita accionar todos los pedales sin tener que modificar nuestra postura. El pie izquierdo, cuando no actúa, debe colocarse en el reposapiés y el reposacabezas debe estar situado lo más próximo a la cabeza, a una distancia de entre dos o cuatro centímetros.

Viajar en Semana Santa

 

Fatiga y cansancio

Para evitar la fatiga lo mejor es dormir al menos 8 horas antes de iniciar el viaje y durante el trayecto, al menos hacer una parada para estirar las piernas durante cada dos horas. Los primeros síntomas:

  • Sensación de cansancio que se traduce en picor de ojos y sequedad ocular.
  • Incomodidad en el puesto de conducción que conlleva continuos movimientos y cambios de postura en el asiento.
  • Percepción errónea de las distancias y velocidades: al conducir durante largo tiempo se pierde la sensación de velocidad y se tiende a calcular erróneamente las distancias, las trazadas y los obstáculos que se encuentran en el camino.
  • Pérdida de atención y concentración.

Consejos para evitar la fatiga

  • Descansar: Antes de realizar un viaje es necesario dormir adecuadamente la noche anterior, entre siete y ocho horas. Una vez hayamos iniciado el viaje, es recomendable hacer paradas cada dos horas o 200 kilómetros.
  • Tomar comidas ligeras: Antes o durante el viaje nunca se deben tomar alimentos pesados (ricos en grasas) o en grandes cantidades. Ensaladas, fruta o pasta son buenas opciones.
  • Temperatura adecuada en el habitáculo: Lleva ropa cómoda y trata de mantener una temperatura interior en torno a los 21º.
  • Haz más paradas en caso de condiciones climatológicas adversas: Conducir bajo una fuerte lluvia o nevada supone un esfuerzo mucho mayor que en condiciones normales. Por este motivo, es recomendable que realices tu parada antes de las dos horas o a los 200 kilómetros de viaje.
Viajar en Semana Santa

Alcohol y comida copiosa

No te atiborres, ni antes ni durante el viaje. El estómago pesado entorpece la conducción. También lo sabes: durante el viaje, ni una gota de alcohol. Los factores que influyen en el grado de alcoholemia son los siguientes:

  • No todas las bebidas tienen el mismo grado de alcoholemia.
  • La corpulencia o peso. Normalmente, a menos peso los efectos del alcohol son mayores.
  • La alimentación. La cantidad de alcohol en sangre es más elevada cuando la toma se hace en ayunas y cuando se bebe rápidamente.
  • El sexo. Las mujeres alcanzan niveles más elevados de alcohol que los varones a igual peso corporal y cantidad de alcohol tomada. Por otro lado, hay personas más sensibles al alcohol que otras.
  • El hábito o costumbre en la toma de alcohol. La persona que bebe habitualmente en pequeñas cantidades tarda más tiempo en sobrepasar el límite.
  • Las circunstancias del momento. La fatiga, emotividad, angustia…aumentan los efectos del alcohol.

 

Cómo colocar el equipaje

El comportamiento del coche varía cuando va cargado. Lo más evidente es una pérdida de potencia del motor (mayor cuanto menos motor tengas) y un aumento de la distancia de la seguridad.

Viajar en Semana Santa



La carga hay que colocarla de forma compensada para que no afecte la estabilidad del coche. No hay que poner los objetos pesados a un lado y los ligeros al otro. Distribuye los bultos más pesados debajo: las maletas rígidas y grandes al fondo y las blandas y ligeras encima.

En ruta

  • Arranca sin acelerar y utiliza marchas largas: Al arrancar no aceleres; esto hace posible que el motor precise de un menos gasto de combustible. Además, la forma más eficiente de conducir es hacerlo en marchas largas manteniendo el motor a bajas revoluciones.
  • Distancia de seguridad: Es muy importante mantener la distancia de seguridad adecuada y un campo de visión que nos permita ver “más allá” del coche que tenemos inmediatamente delante. Hay que anticipar las maniobras y así evitar frenazos bruscos.
  • Mantén la velocidad de circulación: Es importante mantener la velocidad y evitar los frenazos bruscos. Así mismo, en retenciones prolongadas es aconsejable apagar el motor. Si tienes un coche con start&stop, te ahorrarás esta acción.
Viajar en Semana Santa
  • Controla las ventanillas y el aire acondicionado: La temperatura del aire acondicionado debe estar entre 22 y 23 grados. Un uso irracional del aire puede aumentar el consumo hasta un 20 por ciento. Si se circula a más de 100 km/h con las ventanillas bajadas se gasta un 5 por ciento más de carburante. Para ahorrar no hay que meter el punto muerto; es más aconsejable poner una marcha larga y dejar que el automóvil ruede casi sin acelerar.
  • ¿Cómo conseguir la temperatura ideal ? Lo mejor es, si hemos aparcado el coche al sol, hacer los primeros kilómetros con las ventanillas bajadas y sin conectar el aire acondicionado. Una vez hechos estos kilómetros, subir la ventanillas y conectar el aire y tras bajar la temperatura, mantenerla alrededor de los 22 grados.

Fotos Viajar en coche en Semana Santa

Comentarios Viajar en coche en Semana Santa

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"