Prueba y opinión del Dacia Sandero Stepway ECO-G: precio y capacidad del depósito GLP

Ponemos a prueba la versión de GLP, que se muestra muy recomendable por su precio y autonomía total. Además, analizamos el acabado Stepway.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

El Dacia Sandero tuvo el honor de alzarse con el primer puesto en la lista de ventas de nuestro país en 2020. Todo ello pese a tratarse de un año complicado, porque se debía hacer la transición entre la segunda y la tercera generación, la que analizamos en este test. En concreto, nuestra unidad de pruebas estaba vestida con el atractivo acabado Stepway y su corazón era el motor ECO-G, que se mueve indistintamente con gasolina o GLP.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G: por fuera y por dentro

Las dos primeras versiones del Dacia Sandero contaban con unos diseños bastante funcionales, sin grandes alardes. En el modelo actual, quizás, se haya apostado un poco más por este aspecto para refrendar la nueva etapa a la que se enfrenta la marca rumana (han cambiado incluso el logo) dentro del Grupo Renault.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

En cuanto a la elección del Stepway para nuestra unidad de pruebas no ha sido casual. Los coches con aspecto campero están de moda y esto lo refrenda el hecho de que en nuestro país se venda más que la “convencional”. A igualdad de combinación motor/equipamiento hablamos solo de 1.400 euros más, una diferencia asumible pese que el Dacia Sandero sea un coche que claramente destaca por su precio contenido.

A las molduras en plástico negro o las piezas de color gris decorativas en ambos parachoques se unen en el traje de este Dacia Sandero Stepway unas barras de techo muy prácticas (soportan 80 kg de masa) y unas suspensiones elevadas, en concreto 4 cm, para sortear mejor los trayectos sobre los caminos poco complicados.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

Las diferencias terminan llegando también al interior del Dacia Sandero Stepway donde el naranja se hace protagonista. En los dos acabados disponibles (Essential y Comfort) lo encontramos en los pespuntes de la tapicería exclusiva, pero en el segundo hay diferencias. En las tomas de aire, por ejemplo, el detalle en ese color se ha satinado, incluye la decoración en las puertas y se añade tela abarcando tanto el salpicadero como los apoyabrazos de las puertas. Estos últimos me parecieron algo ásperos, pero con el Comfort no tienes otra opción a elegir.

Respecto a los materiales, hay que indicar que existe un salto cualitativo respecto a su predecesor, pero los plásticos duros siguen imperando. Hay pocos botones a tu alrededor presentados de una forma ordenada y me gusta el USB colocado a la derecha del panel de instrumentación, ideal para aquellos conductores que colocan ahí el móvil (o adquieren el soporte que ofrece la marca). Algunos mandos te sonarán de otros Renault como el volante y esa herencia de colocar los botones del sonido detrás de él, que le resta algo de funcionalidad.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

En el panel de instrumentación encontramos una solución clásica, con dos grandes esferas y un ordenador de a bordo con lo mínimo presentado en blanco y negro. Más moderna y vistosa es la pantalla multimedia, de serie en el acabado alto Comfort, con un tamaño de 8 pulgadas que ofrece lo indispensable y un navegador (opcional de 123 euros imprescindible) que nos avisa tanto de los radares como cuando nos descuidamos circulando por encima de los límites de velocidad.

Las formas exteriores del Dacia Sandero Stepway permiten una buena visibilidad en ciudad. De su espacio interior podríamos decir que se encuentra en un punto medio en la cota de las piernas, tanto delante como detrás, mientras que es de los mejores en la anchura de ambas. Sobre la altura, en la parte delantera es normal, pero en la zona posterior le coloca como una de las mejores opciones para los ocupantes más espigados. Además, me dio la sensación de que el mullido de la fila de asientos trasera era mejor que en la delantera, con una plaza central que sin ser ancha, es bastante cómoda.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

En cuanto al maletero, la boca de carga del Dacia Sandero Stepway es un poco alta, como le pasa al Renault Clio, pero da acceso a una cavidad de 328 litros, cercana a los líderes de su categoría como el SEAT Ibiza (355) o el Hyundai i20 (351). Debajo de la bandeja es donde encontraremos el depósito de GLP, utilizando el hueco de la rueda de repuesto.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G: el día a día con un coche de GLP

Lo primero que hay que celebrar antes de empezar a probar este Dacia Sandero Stepway es que en esta generación ya se puede ajustar el asiento en altura, lo que ayudará a que los conductores de todas las tallas encuentren su postura ideal. La butaca en cuestión tiene una posadera algo larga para mi gusto y con los asientos destinados a este acabado campero recoge lo suficiente.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

A la izquierda del volante encontrarás el botón (con las siglas en inglés) que cambia el combustible que le llega al motor del Dacia Sandero Stepway. Me gusta que tenga memoria para recordar la elección que escogiste en tu último trayecto, ya que otros modelos que he probado con este tipo de tecnología optaban siempre por una de ellas. Desde la marca nos indicaron que la potencia disponible para el motor ECO-G es distinta dependiendo del combustible que hayamos elegido con dicho botón. Con gasolina serían los 90 CV del motor que también se comercializa para este modelo, y con el GLP sube hasta los 100 CV. Yo la verdad que no noté diferencias apreciables en el rendimiento, pese a que en pruebas de prestaciones se demuestra.

Por el contrario sí que las hay cuando comparamos los consumos. Repetí el mismo trayecto por carretera y por ciudad circulando con ambos combustibles dando como resultado que en el primero en gasolina marcaba 5,8 y en GLP se iba a 6,4 litros (no marca esto en kg), mientras que en el entorno urbano era de 8 el primero y de 11,3 el segundo. Aunque claro, el gas cuesta 0,82 euros el litro y el sin plomo 95 son 1,49 €, en el momento que escribo esta prueba. Teniendo en cuenta que el Dacia Sandero Stepway cuenta con un depósito de gasolina de 50 litros y de gas de 22,6 kg (unos 40 litros), la autonomía que podría alcanzar con los consumos descritos sería de unos 1.175 kilómetros.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

La cifra no está nada mal, para tirarse una temporada larga sin pisar una gasolinera, y eso que lo hace con un motor un poco glotón. Este ECO-G con tres cilindros tiene un sonido bonito, pero es muy sensible al tacto del acelerador, por lo que es fácil subir los consumos sin apenas darte cuenta. Solo con el modo Eco activo puede calmar relativamente su sed. Este ímpetu viene ofrecido por unos buenos bajos y una potencia total que mueve bastante bien al conjunto.

Con esto tampoco quiero decir que este Dacia Sandero Stepway sea un coche para ir rápido, todo lo contrario. La dirección tiene muchas vueltas, lo que le quita algo de precisión en curva, mientras que las suspensiones, además de ir más altas, buscan primar algo más el confort que la dinámica de conducción. Fuera del asfalto no hay ayudas electrónicas, por lo que no recomiendo su uso para caminos complicados.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G: el mejor equipamiento y motor

Como ya he comentado anteriormente, el Dacia Sandero Stepway ECO-G está disponible en el mercado con dos acabados: Essential y Comfort (queda fuera el Access). El diferencial de precios entre ambos es de 1.000 euros (comienza en 14.472 € sin descuentos aplicados) por lo que yo no me lo pensaría y escogería el más alto. La pantalla multimedia o la ayuda al aparcamiento trasero ya pagan esa diferencia.

Respecto al motor, para mí lo más importante es el hecho de tener una gasolinera cercana con un surtidor de GLP para decantarme por uno y otro. En caso afirmativo pagaría encantado los 380 euros que cuesta más nuestro protagonista (15.472 € en total) frente al TCe 90, teniendo en cuenta que contaríamos con la etiqueta ECO y una autonomía mucho mayor.

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G GLP

Prueba Dacia Sandero Stepway ECO-G: los rivales

Lo más obvio al empezar una comparativa en la que forma parte el Dacia Sandero Stepway es indicar que su precio es imbatible. Tanto que para igualarlo habría que optar por coches más pequeños. Pasando por alto esto, actualmente hay tres opciones en el mercado alternativas. La más parecida, ya que usa la misma base mecánica, es el Renault Clio GLP, con un precio de partida que es 4.500 más caro, a cambio de un mayor refinamiento, más tecnología y mejor dinámica. También está el Ford Fiesta PFI GLP, unos 1.000 más barato que el modelo francés pero con solo 75 CV disponibles o el SEAT Ibiza TGI, recién renovado aunque con GNC como combustible alternativo (hay menos surtidores en España) y menos autonomía.

Existe la posibilidad de que te hayas interesado por un Dacia Sandero ECO-G porque quieras disfrutar de las ventajas de la etiqueta ECO. En este escenario existen otras alternativas que acceden a ella a través de la microhibridación (Suzuki Swift, Hyundai i20 o Kia Rio) o con mecánicas híbridas no enchufables (Toyota Yaris y Honda Jazz).

Fotos Prueba y opinión del Dacia Sandero Stepway ECO-G: precio y capacidad del depósito GLP

Comentarios Prueba y opinión del Dacia Sandero Stepway ECO-G: precio y capacidad del depósito GLP

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará

Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"