Audi e-tron: el coche eléctrico pionero de la marca alemana

Es el primer modelo de producción eléctrico de la historia de la marca, un SUV de dimensiones próximas a las del Q8 de combustión provisto de dos motores eléctricos, tracción integral eléctrica quattro y unas prestaciones de verdadero deportivo fruto de sus más de 400 CV.

 

Audi e-tron

 

Con una longitud de 4,90 metros, una anchura de 1,93 metros y una altura de 1,62, ofrece la habitabilidad y el confort habitual de los modelos de gran tamaño de la marca. Y es que la amplia distancia entre ejes de 2,93 metros garantiza espacio para cinco ocupantes y sin restricciones en cuanto a capacidad de carga, con un maletero de 660 litros. Un SUV eléctrico que permite por todo ello largos desplazamientos con sus altísimas prestaciones y una dinámica de conducción muy ágil, además de un elevado nivel de confort. Tiene también mucho que ver en ello la elevada eficiencia de su sofisticada aerodinámica, marcada por la presencia de una revolución en el sector del automóvil como son los retrovisores exteriores virtuales ‘Audi Virtual Exterior Mirrors’, que llegan por primera vez a un modelo de producción en serie.

En lugar de los espejos tradicionales, en cada soporte se ubica una pequeña cámara, cuyas imágenes se proyectan en unas pantallas OLED de alto contraste en el interior del e-tron. Con los retrovisores virtuales, el e-tron alcanza un Cd de 0,27, uno de los mejores valores de su segmento. En un uso normal, ese coeficiente logra aumentar la autonomía en, aproximadamente, 35 kilómetros frente a un vehículo similar con motor convencional. Un mayor silencio y confort acústico para disfrutar de largos viajes, porque la batería de alto voltaje lleva la autonomía del e-tron por encima de los 400 kilómetros y, gracias a una completa oferta de opciones de recarga, permite disfrutar de un funcionamiento plenamente eléctrico sin restricciones.

 

Audi e-tron

 

 

El innovador sistema de recuperación de energía tiene mucho que ver a la hora de lograr esta cifra, ya que es responsable del 30% de la autonomía total. Puede recuperarla de dos maneras, circulando por inercia mientras el conductor levanta el pie del acelerador o mediante la frenada. En ambos casos, los motores eléctricos funcionan a modo de generador y convierten la energía cinética del Audi e-tron en energía eléctrica. En deceleraciones de hasta 0,3 g, recupera energía únicamente mediante los motores eléctricos. Así, en frenadas desde 100 km/h, el e-tron es capaz de recuperar energía eléctrica con un par máximo de 300 Nm y una potencia de 220 kW. Esto es más del 70% de la energía que produce su sistema de propulsión, un valor al alcance de muy pocos modelos de fabricación en serie.

Un SUV eléctrico que no renuncia a una dinámica de conducción propia de cualquier otro modelo de altas prestaciones de la marca. Y es que sus dos motores eléctricos activando el modo boost desarrollan una potencia combinada en el caso del e-tron 55 quattro de 408 CV y 664 Nm de par máximo, con una impresionante capacidad de empuje desde el primer momento. En este modo, apenas necesita 5,7 segundos para alcanzar los 100 km/h desde parado, con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 200 km/h. Como versión de acceso, el e-tron 50 quattro monta una batería de 71 kWh y un motor menos potente, de 313 CV, con una autonomía homologada de 336 kilómetros.  

 

Audi e-tron

 

Para garantizar la máxima eficiencia del potencial que desarrolla Audi ha desarrollado una nueva generación del sistema quattro de tracción integral para logra unos niveles de motricidad excepcionales en cualquier tipo de superficie y bajo cualquier condición climatológica. De manera continua y totalmente variable, reparte el par entre ambos ejes en fracciones de segundo. Pero además de variable, el sistema de tracción total también es predictivo, y entra en juego antes incluso de que una rueda pierda adherencia. Así sucede cuando se está trazando una curva a velocidad elevada, en condiciones de baja adherencia en el asfalto; o si el coche se encuentra en una situación de subviraje o sobreviraje.

Y es que el comportamiento dinámico del e-tron ha sido uno de los puntos que más se ha trabajado en su desarrollo. Un factor clave para ello es la posición baja y centrada en la que se ubican los diferentes componentes mecánicos. La batería, por sus dimensiones, se ajusta perfectamente al tamaño del Audi e-tron y se instala entre ambos ejes en forma de bloque ancho y plano, justo por debajo del habitáculo. Esto hace que el centro de gravedad del SUV sea parecido al de una berlina.

 

Audi e-tron

 

 

El reparto de pesos queda perfectamente equilibrado en una proporción de casi 50:50. Gracias a los modos de conducción del Audi drive select, el conductor puede variar el carácter del coche mediante la selección de siete perfiles en función de la situación, las características de la vía o las preferencias personales. Este sistema influye, entre otras cosas, en la suspensión adaptativa con control de amortiguación. Como resultado, se establece una gran diferenciación entre el modo suave y el modo más deportivo. Los muelles neumáticos se ajustan individualmente a las condiciones de la carretera en función de la velocidad y las preferencias del usuario, llegando a variar la altura de la carrocería en hasta 76 milímetros. En viajes largos, la altura se reduce para mejorar la aerodinámica y, por lo tanto, aumentar la autonomía.

La batería de alto voltaje puede almacenar hasta 95 kW –71 kW en el caso del e-tron 50– de energía y es la gran responsable de la elevada autonomía. En viajes largos admite el uso de las estaciones de carga de corriente continua (DC) de hasta 150 kW, una primicia para automóviles de fabricación en serie y que permite con una carga de aproximadamente media hora, recuperar hasta el 80% de su capacidad. Pero en condiciones habituales, en el día a día, el sistema de recarga compact puede funcionar con una toma doméstica de 230 voltios o con una toma trifásica de 400 voltios. El sistema de carga opcional connect duplica la potencia de carga hasta 22 kW. En combinación con un sistema de gestión de energía doméstica, ofrece inteligentes soluciones, tales como realizar la carga en el momento en el que la electricidad es más barata, y cargar con energía solar si el hogar está dotado de un sistema fotovoltaico.

 

Audi e-tron

 

 

AUDI e-tron

55 quattro

Precio

84.930 €

Motores

Eléctricos delantero y trasero de tipo síncrono

Potencia combinada

408 CV

Capacidad batería

95 kWh

Autonomía

432 km

Aceleración

5,7 s

Consumo combinado

22,6 kWh/100 km

Longitud

4,93 m

Maletero

600 l

Fotos Audi e-tron: el coche eléctrico pionero de la marca alemana

Comentarios Audi e-tron: el coche eléctrico pionero de la marca alemana

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"