Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio

El Honda Jazz es toda una referencia en cuanto espacio interior entre los utilitarios del mercado. Además, su única motorización híbrida le permite obtener unos consumos muy contenidos.

Prueba Honda Jazz

Lo pequeño y espacioso no tiene por qué estar reñido. Y como claro ejemplo nos vale este Honda Jazz que hemos probado y cuya última generación mantuvo una carrocería de tipo monovolumen contenida con una gran habitabilidad. Encima ahora, presumen de etiqueta ECO gracias a su única mecánica híbrida disponible. Vamos a analizarle en profundidad.

El diseño del Honda Jazz

De la misma manera que sucedía con su antecesor, el Honda Jazz mantiene una carrocería de pequeño monovolumen cuyo tipo ha sido abandonada por el resto del mercado del automóvil. Esto le permite ofrecer a sus pasajeros una gran habitabilidad interior, con un tamaño contenido para aquellos que busquen un coche fácil de aparcar, pero también capaz de trasladar más de dos pasajeros de una forma holgada.

Prueba Honda Jazz

Comento esto porque ya desde las mismas puertas traseras, con un gran ángulo de apertura, accedemos a un espacio amplio en donde he colocado las sillas infantiles de mis dos pequeños de una forma muy cómoda, algo no muy habitual en coches de este segmento. Hablando de sus rivales, este Honda Jazz con el metro en la mano es el mejor con diferencia en el espacio para las piernas, siendo solo superado por el Skoda Fabia en anchura y altura (aquí empata con el Kia Rio también). Y encima tenemos que sumar los asientos “Magic Seats”, que permiten plegarse como las butacas del cine de una forma muy fácil gracias a que están divididos en dos aportando un espacio muy útil.

Prueba Honda Jazz

En el lado contrario se queda la capacidad del maletero de este Honda Jazz. Con 304 litros (pierde 56 frente a la anterior generación) se queda a la cola entre los utilitarios debido que la batería del sistema híbrido ha necesitado su espacio. A su favor, cuenta con una boca de carga muy baja que facilita su llenado y debajo de la bandeja hay un hueco para meter triángulos, la luz de emergencia o un botiquín.

Prueba Honda Jazz

No me olvido de las plazas delanteras de este Honda Jazz. Mi unidad de pruebas contaba con el equipamiento más alto denominado Executive cuya tapicería mezcla la tela con el cuero en negro (por 650 euros más puede ser en gris) los cuales me parecieron muy cómodos, con un mullido mejorado como nos comentaron desde la marca en su presentación. Desde aquí vemos un puesto de mando sencillo, con botones grandes y unos grandes ventanales que facilitan la visibilidad en ciudad.

Sé que cada vez están más presentes, pero en los segmentos más bajos no es normal encontrar doble pantalla en el salpicadero. En el caso de nuestro Honda Jazz tiene un panel de instrumentación resultón (de serie siempre y con 7 pulgadas), que se lee muy bien en marcha y con varias posibilidades a la hora de mostrar información en su parte baja. La multimedia de 9 pulgadas (acabados Elegance y Executive), por su parte, cuenta con el último interfaz de la marca, de estilo moderno, con fluidez entre sus menús y su única pega es que quizás está orientada un poco hacia arriba. Dentro de ella encontremos la cámara de visión trasera con hasta tres perspectivas y una gran calidad de imagen.

Prueba Honda Jazz

Cerramos este apartado con la personalización del Honda Jazz. De primeras te digo que si quieres la carrocería en dos colores tendrás que optar por la variante Crosstar, de la que te hablo más adelante. Por tanto, tiene siete colores disponibles, con el Blanco Taffeta de serie, mientras que el resto, incluido nuestro Blanco Solar, cuestan 650 euros. Las llantas de estilo aerodinámico son de 16 pulgadas para este acabado (en los otros son de 15’’), que se pueden cambiar por otras opcionales más deportivas por 825 euros.

Prueba Honda Jazz: un auténtico ahorrador

Durante el tiempo que compartí con el Honda Jazz puedo decir que la mayoría de las veces al arrancar lo hizo tirando del motor de combustión, al contrario de lo que suele pasar en este tipo de coches de naturaleza híbrida. Pero no te preocupes mucho por esto, más allá de ese ruido inicial, ya que el propulsor eléctrico principal enseguida acudirá en su ayuda para empezar la bajada de consumos.

Prueba Honda Jazz

Recordemos que este Honda Jazz utiliza la misma solución técnica híbrida que los otros modelos del fabricante japonés, donde un motor eléctrico de 109 CV es el que intenta llevar el protagonismo siempre, el de gasolina interviene en situaciones de alta demanda y el otro eléctrico actúa como generador para cargar la batería.

Más o menos yo he conseguido circular con electricidad hasta una velocidad de unos 60 km/h en tramos llanos, algo que no sucedía en ningún momento cuesta arriba. Eso sí, cuando la pendiente era favorable, alcancé los 100 km/h sin problemas. De esta manera no me parece extraño haber conseguido una media en mis recorridos habituales en torno a los 4,6 litros, en donde se mezclan ciclo urbano y autovías a ritmos constantes. Incluso por carreteras de circunvalación, manteniendo los 100 km/h he estado muy cerca de los cuatro litros.

Prueba Honda Jazz

Pero si nos centramos en la ciudad, hábitat natural de este Honda Jazz como más adelante te contaré, las cifras son todavía mejores. Utilizando el modo “Econ” y con la retención B colocada en el cambio he conseguido bajar a 3,8 litros, una cifra muy buena. Por cierto, dicha retención es muy fácil ponerla al iniciar la marcha, ya que el pomo sin querer llega fácilmente a ella. Yo a mi gusto la pondría algún tipo de tope. ¡Y qué rápido se carga la batería en ciudad!

Ahora explico porque este Honda Jazz es un modelo de espíritu urbanita. Para la configuración del chasis se ha optado por una suspensión cómoda, que agradecerán sus ocupantes, pero que resta algo de dinámica en curvas. Lo mismo pasa con la dirección, que tiene muchas vueltas para realizar mejor las maniobras, pero que “sobran” en carretera. También a velocidad de autovía le falta un poco más de aplomo que si tiene por ejemplo un Renault Clio E-TECH.

Prueba Honda Jazz

Prueba Honda Jazz: el mejor equipamiento y la versión Crosstar

Actualmente podemos escoger nuestro Honda Jazz con tres equipamientos diferentes (Comfort, Elegance y nuestro Executive), además de la variante Crosstar. De primeras hay que indicar que desde su acabado de acceso (22.950 euros) viene muy bien equipado, por lo que no sería una opción descabellada optar por él. Aunque yo me gastaría los 1.700 € de más que cuesta el Elegance (24.650 euros) que añade elementos como los sensores de aparcamiento o la pantalla multimedia de nueve pulgadas.

El Executive de nuestra unidad de pruebas ya sale por 26.350 euros, un precio que puede ser alto para un modelo urbano. Y frente al Elegance escogido yo solo echaría en falta el navegador, ya que tendremos que tirar de nuestro teléfono móvil, o la cámara de visión trasera, pero a diferencia del anterior esta se puede añadir por 500 euros. Y es muy recomendable.

Prueba Honda Jazz

Y luego llegamos al dilema del Crosstar. Esta variante convierte al modelo japonés en un crossover añadiendo las molduras, las barras en el techo, subiendo la carrocería e incorporando asientos resistentes al agua. Sin olvidar que se puede escoger con dos tonos, a diferencia del modelo que analizamos aquí. Otras curiosidades son que esta configuración le hace más lento en la aceleración y que tiene un consumo homologado mayor. Teniendo en cuenta todo esto, y que su dotación está a la par del Executive, su precio se dispara hasta los 27.950 euros.

Los rivales del Honda Jazz

Si limitamos la búsqueda de los rivales del Honda Jazz a utilitarios con motorización híbrida nos salen tres alternativas. De ellas solo el Toyota Yaris es más económico de partida aunque acogiéndose a los descuentos de la marca, sino empieza en 23.150 euros. Este japonés es un duro rival en cuanto a consumos, pero pierde claramente en habitabilidad.

Prueba Honda Jazz

Las otras dos opciones son el Mazda2 Hybrid (desde 23.100 euros), que es una adaptación del citado Toyota Yaris pero con los logos de esta marca japonesa, y el Renault Clio E-TECH (23.800 euros), que ofrece un mayor aplomo en carretera, más potencia, pero no tan buenos consumos.

No queremos olvidarnos de otras alternativas dentro del segmento que consiguen la etiqueta Eco a través de la hibridación ligera y que también se podrían tener en cuenta:

Fotos Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio

  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio
  • Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio

Comentarios Prueba y opinión del Honda Jazz e:HEV Hybrid: comodidad, bajos consumos y mucho espacio

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
    • Este campo es obligatorio.