Prueba Porsche 911 Carrera 4 GTS: nuestro adiós a la generación 991

Convivimos una semana con un 911, con todos sus pros y sus omisibles contras. Pocos coches te harán disfrutar como el modelo alemán.

Prueba Porsche 911

En Auto10 nos hemos puesto nostálgicos y hemos querido dar una despedida como se merece al Porsche 911 en su séptima generación cuyo nombre en clave es 991. Para ello hemos probado una de sus últimas variantes, la Carrera 4 GTS, pero antes de contarte todas sus bondades vamos a hacer un repaso de los hitos más importantes que incorporó a la larga historia del mítico deportivo alemán.

Claves del Porsche 911 (991)

El Salón de Frankfurt de 2011 fue en el primer lugar que se pudo ver al actual Porsche 911. Su diseño le permitía seguir la estela de sus predecesores, pero con ciertos cambios en los faros que le otorgaban una personalidad propia. De paso, se retrasaba la posición del tren posterior para conseguir una mayor distancia entre ejes y un mejor reparto de los pesos.

Prueba Porsche 911

Pero quizás la mayor modificación en el apartado dinámico tenía como protagonista el eje delantero. Este Porsche 911 aumentaba la anchura consiguiendo una mejor entrada en curva y una menor tendencia al subviraje, algo muy típico del modelo de Stuttgart en anteriores generaciones. De paso se mejoró la aerodinámica con detalles como la bajada de los espejos retrovisores a las puertas.

El mismo escenario, pero en el año 2015, fue elegido para la presentación del restyling de esta generación del Porsche 911. Fue entonces cuando se decidió introducir motores turboalimentados para las variantes Carrera, que además bajaban su cilindrada desde los 3,8 a los 3 litros. Se perdía algo de sonido con el cambio, pero a cambio se conseguían mayores prestaciones. La otra gran novedad fue la introducción de la dirección a las cuatro ruedas.

Además de las variantes Carrera o Turbo, las carrocerías Coupé, Cabrio o Targa, en esta generación del Porsche 911 no faltaron las versiones más radicales. El GT3, por ejemplo, llegaba hasta los 500 CV gracias a su motor atmosférico que subía hasta los 9.000 rpm o el GT2, en este caso con turbo, contaba con 700 CV y se lucía en Nürburgring.

Empieza nuestra prueba del Porsche 911 Carrera 4 GTS

Cuando vas a recoger un Porsche 911 ya intuyes que ese día va a ser especial. La noche anterior duermes un poco menos pensando en si te gustará (hasta los más guapos hacen dudar) o en dónde le llevaras para poder disfrutar plenamente de su comportamiento. Pero la mejor sensación es el cosquilleo que sentirás en la tripa que llegará cuando metas la llave del coche en su hueco a la izquierda del volante y arranques su motor.

Prueba Porsche 911

Una vez te mezclas entre el tráfico pronto notarás que no vas en un coche cualquiera. Es verdad que el Porsche 911 no es tan exclusivo como otros superdeportivos, pero sigue manteniendo esa aura que hace girar muchos cuellos hoy en día. Esto para personas como el que escribe que no es nada vanidoso puede provocar algo de vergüenza, sobre todo si llegas al garaje de casa y te encuentras a casi todos tus vecinos. Pero claro, ya supongo que al comprador de este tipo de coche no experimentará esta sensación.

Entrar en el Porsche 911, y en general en este tipo de coches, requiere de un pequeño esfuerzo físico. Como la posición es tan baja casi te tienes que “tirar” para acceder a tu asiento. Pero una vez colocado no es un hueco angosto, te darás cuenta que tienes sitio suficiente para el cuerpo y las piernas.

Prueba Porsche 911

La última curiosidad de este Porsche 911 tiene que ver con el motor, pero no en su aspecto técnico sino físico. Un buen amigo que quería ver el coche me pidió que le abriera la parte trasera para ver el gran propulsor y pequeña decepción… la tapa se abre pero deja a la vista muy poco. Qué pena. Esta disposición provoca que el maletero se haya trasladado a la zona delantera, lo que te permitirá poder abrir el portón sin ningún tipo de problema.

¿Por qué elegimos esta versión del Porsche 911?

Si algo caracteriza al Porsche 911 es el abanico de posibilidades con las que cuenta. Entre los Carrera, Carrera S, GTS, Turbo, Turbo S, GT3 o GT2 te podías volver un poco loco para elegir y encima a esa lista anterior debes sumar las distintas carrocerías: Coupé como nuestra unidad de pruebas, Cabriolet, Targa y durante este año llegará el Speedster.  

Prueba Porsche 911

Entre todo este entramado nosotros nos quedamos con el Porsche 911 Carrera 4 GTS. Nuestras razones fueron que con sus 450 CV se encuentra ubicado en un punto intermedio interesante de la gama (por encima de los Carrera y por debajo de los Turbo) suficiente para poder disfrutar sin problemas del rendimiento del deportivo alemán. Además, le añadimos la tracción total, porque siempre aportará algo más de seguridad, y el cambio automático PDK de siete velocidades.

Pero dejémonos de letras y vamos a conducir. Nada más arrancar este Porsche 911 Carrera 4 GTS te envuelve el sonido de su motor de 3 litros, como si de una buena banda sonora se tratase (pongan aquí su preferida). Si además, como el que escribe, tienes accionado el botón de sonido del escape la experiencia gana en decibelios y en placer para los que amamos conducir.

Prueba Porsche 911

Empezamos nuestro camino con el cambio PDK automático y el modo Normal colocado en la rueda que tenemos en el volante. Apretamos el acelerador con ganas y ¡boom! sales disparado como un cohete, sintiendo como casi te fusionas con el propio asiento. La velocidad que coges en poco tiempo es asombrosa y el cambio de marchas es imperceptible. Incluso el propio coche “entiende” cuando necesitas más potencia y te deja llegar sin problemas a zonas cercanas a las 7.000 rpm. Si accionas las marchas mediantes las levas verás que la respuesta es inmediata.

La primera impresión es, por tanto, muy buena. Pero no todo es correr en este Porsche 911 Carrera 4 GTS. Su configuración en este modo te permite ahorrar combustible, porque tampoco vamos a ir por ahí tirando la gasolina. Lo hace con el conocido Start/Stop cuando paramos, pero también deja el coche en “modo vela” cuando circulando a una velocidad constante levantamos el pie del acelerador. Incluso si te fijas bien en el cuadro de instrumentación comprobarás que a bajas velocidades va en marchas altas para bajar las revoluciones y gastar menos.

Prueba Porsche 911

Toca ahora pasar al modo Sport y podrás apreciar como algunos botones de la consola central se encienden (PDCC, tubo de escape…). Aquí el acelerador se vuelve mucho más sensible y la séptima marcha no se engrana en ningún momento. Si ya pasas al Sport+ prepárate, los saltos entre marchas son más radicales pudiendo ser hasta bruscos si te pilla desprevenido y todo a una velocidad de vértigo.

¿Y qué pasa con el comportamiento? Pues yo me imagino mi ruta entre curvas como una actuación de patinaje sobre hielo. El Porsche 911 Carrera 4 GTS baila entre ellas con una potencia sublime gracias a la incorporación del turbo que permite un par mantenido a más revoluciones, un aplomo que llegar a asustar y una eléctrica que ayuda a que te lo pases muy bien. Encima nuestra unidad tenía dirección a las cuatro ruedas, que te posibilita girar mucho mejor. Una auténtica experiencia.

Prueba Porsche 911

Tras unos días toca devolver este Porsche 911 Carrera 4 GTS a sus dueños, no sin mucha pena. Esta experiencia te permite conocer de primera mano porque este coche se ha convertido en un auténtico mito y nos deja con muchas ganas de probar su próxima generación que pronto podrás leer en Auto10. Pero antes de irte, te invito a repasar la historia de este gran deportivo.

Fotos Prueba Porsche 911 Carrera 4 GTS: nuestro adiós a la generación 991

Comentarios Prueba Porsche 911 Carrera 4 GTS: nuestro adiós a la generación 991

  • No hay comentarios.

Deja tu comentario

  • Esta información no se mostrará
Estoy de acuerdo

Uso de cookies

En Auto10 utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus gustos mediante el análisis de comportamientos de navegación. Si hace click en el botón "Estoy de Acuerdo", consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestras Condiciones Legales, sección "4.8. Cookies e IPs"